Home

lagarto

Publicada en Publimetro Colombia
[Julio 1 de 2015]

El martes 7 de julio es el foro sobre protección animal con candidatos a la alcaldía de Bogotá. Están confirmados Clara López, Rafael Pardo, Carlos Vicente de Roux, Maria Mercedes Maldonado y Francisco Santos. Enrique Peñalosa también fue invitado, pero no respondió. Su silencio, al igual que la respuesta entusiasta de otros, es dicente.

La agenda que se desarrollará fue elaborada con organizaciones de protección animal, ciudadanos que asistieron al conversatorio público del 4 de junio, aportes recibidos a través de redes sociales durante un mes, e insumos de entidades distritales con competencia en temas que afectan a la fauna doméstica y silvestre en Bogotá. Por lo tanto, cuenta con la virtud y legimitimidad de la construcción colectiva.

Entre las propuestas y procesos que se expondrán, con el ánimo de conocer las lecturas y posturas de gobierno de los candidatos, están: la construcción de un centro distrital de protección y bienestar animal, la creación de una unidad de rescate y decomiso de animales, la implementación de servicios de atención médico veterinaria gratuitos y a bajo costo, el fortalecimiento del programa de esterilización y castración de perros y gatos, y la puesta en marcha de procesos de alternatividad laboral, económica o empresarial para quienes comercian con animales, entre otros. Por supuesto, los temas de educación y cultura ciudadana serán transversales.

A nivel institucional, se propondrá la creación de una subdirección de fauna doméstica en la secretaría de ambiente, que le brinde autonomía financiera y administrativa a la política pública de protección animal. Otros temas deberán trabajarse a nivel de Concejo. Por ello, la agenda también será socializada con candidatos al cabildo distrital, cuya visión de ciudad y entendimiento de las nuevas ciudadanías les permita comprender el desafío político de trabajar por los animales como habitantes del territorio.

El tema de los toros tendrá su lugar. Ya que este año, al parecer, no se hará la consulta popular –proyecto que amerita una revisión experta y escenarios tranquilos de discusión ciudadana en un año que no sea electoral–, los candidatos tendrán la oportunidad de expresar sus propuestas para que las corridas de toros y las novilladas no regresen a la ciudad. En ello, la creatividad sobre el ejercicio normativo y democrático, pero sobre todo la determinación política, serán fundamentales.

La propuesta en su conjunto llevará el nombre “Bogotá Zoopolis”, haciendo eco de la innovadora ‘política animal’ que plantean Sue Donaldson y Will Kymlicka en Zoopolis (2011), cuyo fundamento es el reconocimiento de los animales domésticos como miembros del proyecto cooperativo de ciudadanía compartida, vía obligaciones relacionales. En esta medida, lo que los candidatos escucharán es una apuesta por la inclusión de los animales en el discurso de los derechos a una ciudad justa, incluyente, respetuosa y protectora de la vida digna en sus diversas expresiones.

Los casi dos millones de perros y gatos con y sin hogar y los más de cincuenta mil de otras especies domésticas que habitan en Bogotá, tienen quienes hablen por ellos. El nivel de compromiso político con sus intereses definirá el voto de quienes hemos hecho de su defensa y protección la más importante reivindicación de nuestras vidas. Quizás también, el de quienes ven en ellos amigos, compañeros de vida o parte de su familia.

Anuncios